Sádico e innecesario el ataque. La protesta es pacífica. ¿O no se puede protestar? El nombre del oficial que usó el spay contra cuatro muchachas: Deputy Inspector Anthony Bologna, ‘a veteran commander in Manhattan’. Más en The Guardian.