Divino, maravilloso website para disfrutar, en animados, del ‘culto’ y ‘cultura’. Acaban de dejarlo en el foro de una de mis clases, a propósito de alguna que otra discusión sobre películas que se apoyan en Strindberg.

Y ya sé, ya sé. Me escriben que qué me pasa, que hace mucho no dejo nada aquí. No me alcanzan las 24 horas, eso es. No tengo ni tres segundos libres, eso es lo que pasa. Tengo que escribir horrores de temas tan ajenos a este blog que resulta imposible contarles en pocas palabras el asunto.

Tengo que leer mucho, muchísimo, vuelvo con la misma cantaleta. Y escribir hasta no dar más. Para aquellos lectores que se inquietan, paciencia. Al menos hasta abril del año que viene verán este blog silencioso, con algún post nuevo, pero en realidad, más callado que parlante.