Pueden contarme dentro las admiradoras de Rosario Suárez, Charín, la bailarina más brillante del Ballet Nacional de Cuba, pero además, con dotes dramáticas muy vitales y una entrega a su trabajo que siempre se refleja en el escenario con representaciones impecables. Charín también tiempo un amplio recorrido por el teatro.

Charín es la protagonista de un espectáculo que se presentó solamente dos días, no pude ver, pero que espero se repita. Se llama ‘La última función’ y pueden leer la crítica de Antonio Orlando Rodríguez en El Nuevo Herald. Si Antonio Orlando salió emocionado, la magia se hizo, como siempre, con Charín. Les dejo el vídeo (comercial) del espectáculo. Y ojalá extiendan las funciones de  ‘La última función’.

Nota: desde el vídeo en YouTube pueden ver más trabajos de Charín.