Les juro que no creía en UFOs/OVNIS. O… no creía hasta que apareció en mi vida un vídeo que tiene grabado un amigo con 10 minutos, aproximadamente, de “algo” que no hemos podido identificar en el cielo de Miami, y que ocurrió hace como cuatro o cinco años en la islita entre Miami y Miami Beach, que ahora no recuerdo cómo se llama pero que preguntaré y actualizaré aquí.

Pasó el tiempo y pasó un águila sobre el mar…, como dijo Martí y, repentinamente, el 1 de enero de 2010, en casa de unos amigos en el South West de Miami, a la altura de Coral Way y la 124 ST, esto que les dejo apareció y estuvo jugando con nosotros por 10 o 15 minutos en el cielo. Aparecía, desaparecía, se movía de izquierda a derecha y… bueno, daba saltitos. Mi camarita lo captó. Por supuesto, sigo sin comprender y sin creer del todo, pero como tengo una amiga que sí está segura de la existencia de los OVNIS y que ese día hasta le hizo señales con una linterna en la cabeza, pues dejo aquí parte de mi noche de comienzos de año nuevo. OVNIS jugando. De más está decir que al acontecimiento le antecedió una cena excelente y conversación rica y que después del asunto OVNI, la noche terminó con este único monotema.

¿Por qué no había subido antes esta maravilla? Porque olvidé el asunto al otro día y he chequeado mi cámara nuevamente hace apenas unos días. De pronto, ¡pum! aparecieron las fotos en mis propias narices. Tremendo. Pero tremendo.

Gocen ustedes, gocen. :-)