google-voice-1

Nada aumenta el descontento de los usuarios tanto como contemplar que la competencia no es tal. Y en estos días, nada más echen un vistazo a la búsqueda “Apple, AT&T rejected Google Voice”. Aquí tienen otra búsqueda en español.

Google Voice es una plataforma de Google prima hermana de Grand Central para celulares. Permite tener un solo número de teléfono y consolidar en él los demás, permite recibir mensajes de voz, e-mail, hacer llamadas gratuitas… ¿El problema? Simple, ya les dije, Google Voice permite hacer llamadas nacionales y enviar mensajes gratuitos. AT&T cobra por eso.

De Mashable:

lets you do a lot of stuff for free that the AT&T charges for; you can place free calls in the US, you can send and receive free SMS messages. The application is still in beta, invite only stage, but several cool applications that use the service already exist for the iPhone. Sean Kovacs, the developer of GV Mobile, has said on his site that Apple has rejected the application.

Apple and AT&T need to make a decision: is the iPhone their playground, or everyone’s playground? If it’s the former, that’s OK, but they shouldn’t get upset if no one wants to play with them.

Negritas mías. Ni qué contarles que ya no esté escrito. Todo el mundo está upset, pero upset, hasta la FCC, en este enlace tienen las cartas que ha enviado a AT&T, a Apple y a Google. Más, y por eso de repetir el despliegue de molestia, “FCC Asks Apple, AT&T To Explain Why They Rejected Google Voice App”.

Mucha gente a va dejar de usar el iPhone de Apple por esta ‘gracia’. Google no es santo, por supuesto, pero aquí, evidentemente, Apple y AT&T están tratando de detener la competencia de Google Voice que, no hay que recordarlo, tanto nos conviene a todos.

Los precios de todos los servicios, y especialmente de los móviles e Internet (1G, 2G y 3G) están por las nubes.

La FCC debe tomar cartas en este asunto a favor de los consumidores y de una vez y por todas arreglar ese asunto con Internet, toda Internet, especialmente con esta inclinación a monopolizar el mercado, impedir innovaciones, cobrar alto y dar gato por liebre en broadband, etc. No es posible que estemos viviendo con velocidades prehistóricas a precio de cohete intergaláctico. Después, habrá que dejar competir a todo el mundo, Open Source incluido, que por algo no quieren verlo ni en pintura los cabezas veteranitos de las comunicaciones.