497-1

Hice la foto anoche y le falta iluminación, pero aquí tienen la gardenia número tres de la nueva matica inquilina del jardincito de mi madre. Les subo otra en estos días, ahora sí, con luz. Y el lunes y martes vamos a hacer fotos, así que seguramente subiré algunas sobre unos nuevos animalitos que llegaron al lago, al lado de donde doy clases.

En nuestro balcón, el único inconveniente es el espacio. Demasiado pequeño. Por lo demás, las plantitas se sienten cuidadas y son felices. Eso sí, hay que mantener a raya a ciertos pajaritos que destruyen algunas y a las plagas que siempre se esconden detrás de las hojas para hacer de las suyas y destruyen y destruyen. Nadie se salva de esos ‘encounters’. Si no estás al tanto día a día, llegan y destruyen buena parte del jardín sin previo aviso, intencionalmente, por accidente o simplemente por despiste.