pew-party-identification-4-29-2009

Señales y señales: Reps, “muévanse al centro”. A los votantes nos nos importa mucho qué partido gobierna, lo importante es que gobierne bien, o mejor dicho, que gobierne lo mejor que pueda sin asfixiar y empobrecer más a casi todos menos a una muy minúscula claque. No nos gusta el embudo.

La gente no es boba, no faltaba más. Por eso los reps han perdido en el 2006 y en el 2008. Y perderán en el 2010 y en el 2012 si no dejan la ‘estrategia’ del make up extremo (por ejemplo, Michael Steele, pura fachada sin contenidos concretos) y trabajan en serio para reestructurar su plataforma, ahora tan absolutista y excluyente, porque hasta nos enteramos de que no quieren ni siquiera reps moderados en sus filas. Grave. Monigotes sí, moderados no. Más grave.

La decisión de Alen Specter de pasarse a las filas demócratas puede responder a intereses personales y a que desea ser elegido nuevamente en las próximas elecciones. Para el caso, igual da. Pero ese paso de Specter después de 30 años de ser rep es otra señal colosal, y señal más que embarazosa y grave, para los reps que han estado en la luna de Valencia, escondiendo la pelota, robando base, inflando con esteroide lo peor, dejando lo mejor en el camerino y perdiendo votantes.

Reps, por favor, no más esquizofrenia. No inventen un enemigo que ahora resulta ser la mayoría de los americanos. No nos asusten más que ya estamos curados de espantos gracias al baile anterior del baile actual. Ya no es posible vender gato por liebre. Solamente un 22% del electorado se identifica rep, según Pew. La realidad duele, pero ahí está. 40 asientos reps en el Senado, 60 dems. En el congreso, ni se diga. Dentro de poco se declarará territorio libre de reps.

Y de dems, vale la aclaración. Ambos partidos han declinado y los dems sólo han podido ganar un 2% y llegar a un 33%. ¿Los ganadores? Independientes. Eso me dice a mí una cosa: La gente está harta del juego infernal. Quiere un pedacito de paraíso, ahora.

Sólo en el Sur, su bastión, los reps han perdido en grande. Ahora tienen un 25%. Dem 35%, Ind 34%. En las demás regiones, la cosa es peor.

Consejo: No es lo mismo una estrategia sin sustancia que una estrategia de NO sin enjundia y con puro embudo, la parte estrecha para abajo. Criticar el estímulo de Main Street sí, pero andan calladitos con los otros chorros. Ahora, quieren ‘check and balance’, ¿y dónde estaban esos preocupados compatriotas durante Clinton (que tenían mayoría) y después con W. Bush? Por favor. Esto se parece al cuento de la buena pipa.

Que viva la competencia, mientras más compiten, mejor para mí y los míos. Pero competir es una cosa y arrancarse la cabeza y entorpecer por entorpecer reformas necesarias, el progreso del país, beneficiar a tres o cuatro y dejar atrás por décadas al resto de los 300 millones es otra. 

Peor, que en el descuartizamiento sin ton ni son, les dé por seguir insistiendo y logrando que aquí abajo no lleguen ni los huesos del pollo. ¿Un pequeño ejemplo? Aquí lo tienen. He dicho.

Update: 6 de mayo, 2009.- Protestas en las gradas. Specter pierde su ‘seniority’ en el Senado. Specter había dicho que iba a conservar su seniority. La resolución de los demócratas pasó después que Specter dijera en una entrevista que él prefería a Coleman (R) de Minessota, elección que aún anda en litigio desde noviembre y que al parecer, Al Franklen (D) ganó por doscientos y algo.