twitter¿Por dónde comienzo? Twitter se ha convertido en un tsunami viral de 140 palabras por post que succiona minutos, horas, días a millones de gente. Curiosidad aparte, Twitter se va definiendo. Encuentras balbuceo, chisme, bobería y alguna que otra entrada genial, que cumple las 140 palabras de manera ideal, y hasta aventuraría que he encontrado dos o tres trascendentales. Busquen aquí por ustedes mismos. Podrían comenzar por escribir, por ejemplo, ‘alegría’.

Al final ni tan siquiera es Twitter el responsable del síndrome hiperactivo de dispersión y el boom que lo empuja y lo empuja en todos los medios de comunicación del planeta. Resulta entretenido. Todo lo que resulta entretenido es aceptado al instante, y además, ayuda mucho eso de tener muchos, pero muchos seguidores.

Yo no soy ni fan ni anti fan de Twitter, en realidad lo probé por un tiempo y me parece aburrido. ¿El saldo? 99% de cualquier estimulante psicodélico internaútico (rumor, chisme, rutina, vaguedad) y un 1% de sustancia vital. Pero hasta me pasa lo mismo con MySpace y con Facebook. No son cosas que van a perdurar demasiado tiempo. Llegaron como tentativa y se irán de la misma manera.

Y llegarán otras tantas. Para reinventarnos, búscanos. El ser humano crea una maravilla (la imprenta, la máquina, el avión, el teléfono, la luz eléctrica, Internet y millones de granitos de arena secundarios para el mercader aguzado. Por ejemplo, multicelulares, netbooks, bichitos latosos, nombren.

¿Por dónde termino? Internet ya cambió el mundo. Lo demás es cuestión de selección, clasificación, tonterías por el estilo. En esas, al parecer, estamos. Y que no se me olvide recordarles que un día tiene 24 horas y de ellas hay que dormir, por lo menos, 8. Cuenten las que le quedan después de comer, bañarse, y otros tantos menesteres inevitables.

Yo, paso con ficha. Me quedo con mi vida, mis amigos, mi familia y el blog. Así y todo, ¿alguien logrará convertir 24 horas en, digamos 48? Si saben de este invento, please, para él sí me anoto.

Update: No puedo dejar de enlazar esta delicia que ha escrito Odette Alonso sobre sus aventuras y reflexiones con Facebook. Cuánto me he reído, cuánto lo he disfrutado.

Update: 29 de abril, 2009.- Un 60% de los usuarios de Twitter abandonan el lugar en el primer mes….