internet-oopsEl spanglish del título, espero, condensa la petición. El 25 escribí otra vez sobre la velocidad que nos dan las compañías de cable y teléfono y la definición irrisoria de velocidad de la FCC, 200 kilobits, ni siquiera un cuarto de megabit. La OECD no se queda atrás, define alta velocidad en 256 kilobits, pero queda claro que las compañías que compiten en Europa y en Japón no se llevan por esos números.

Y los precios…, nos se olviden de lo que pagamos por la susodicha velocidad. Agrego a la colección, ‘Cable Mounts a Drive for Broadband in Europe’:

In Britain, Belgium, the Netherlands and Switzerland, cable TV companies now have a third to half of all broadband customers in each country and sell the fastest broadband service on their markets. They offer download speeds of 32 to 50 megabits per second, at least 10 times faster than the speeds available from leading phone operators.

Negritas mías. Entre las compañías europeas que menciona el artículo está Virgin Media, Liberty Global, Kabel Deutschland y Unitymedia. En caso específico de Virgin Media contrasta con las ofertas de las compañías de nuestro patio. Virgin Media ofrece 50 megabits, cable TV y un servicio de teléfono móvil por $72 al mes.

Agrego a la colección, Ad watchdog: Cablevision Internet not ‘fastest’ (AP) donde resalta que a veces lo que se anuncia no se recibe; y que una cosa es la fibra óptica y otra conectarnos desde esa f.o.  a un coaxial cable como parece ser el rollo en el caso de Cablevision y la queja de Verizon. Aunque Verizon con su FiOS conecta los hogares con fibra óptica, también ha estado cobrando más por el servicio que anuncia ‘con descuentos’.

Otra noticia para seguir: ‘Senate To Increase Broadband Stimulus Grants, Add Tax Credits’:

“…the U.S. Senate will consider earmarks of up to $9 billion and tax-breaks for companies that are willing to build wired and wireless broadband networks. Of course, the biggest controversy is over whether the government will require the operators to require them to be open”…

Negritas mías. The National Association of Broadcasters (NAB) debe andar ocupadísima en Washington. PublicKnowledge.org  resalta la tarea del famoso mapa de broadband. Si no hay un mapa que cuente por dónde vamos, cualquier estrategia sería la de tirar sin apuntar. Lo curioso, ¿por qué dilatar más ese mapa que ya lleva dando vueltas cuatro años? Increíble. El debate ahora: $350 millones para que el trabajo del mapa lo lleve a cabo el sector privado.

Conclusión: La guerra del broadband entre los grandes jugadores del patio parece prehistoria frente a la competencia en servicios integrados, velocidad y precio en otros lugares. No olvidemos que, en apenas 7 años, pasamos del No. 1 al lugar… ¿17? en este asunto.

Agrego el recordatorio de los espacios blancos, que siguen en el limbo; y más del ambiente, seguimos recibiendo menos, mucho menos por un precio alto, demasiado alto que el resto. Aquí estábamos en el 2007. Los datos de la OECD de 2008.

Y de las nuevas tecnologías… bien gracias, todavía sin mapa de las viejas y con sustos para adoptar alguna que otra novedad.

Continuará…