obama2-whVale recordar la Caja de Pandora que ha heredado el presidente donde, entre otros detalles, en ocho años se han agregado 5 trillones a la deuda externa y se gastan 10 mil millones mensuales en Iraq que pasan a la deuda externa sin reflejarse en el presupuesto…. Casi nada. La lista pica y se extiende si sumamos la idea bizantina de octubre 2008 de repartir $$ a Wall Street con el slogan ‘too big to fail’. También vale recordar que Obama apenas lleva 30 días en el Olimpo americano. Y vale recordar que ha perdido 24 puntos de aprobación en 30 días aunque el nivel sigue alto: 68% de los americanos confían en él. Y vale recordar que los americanos caminan por el techo y las paredes en eso de darle más $$ a los bancos y al sistema financiero.

¿Cómo vemos estos números de aprobación desde una perspectiva histórica? El Christian Science Monitor tiene un resumen interesante y califica esos números del presidente Obama como ‘promedio’. Nada nuevo bajo el sol. En febrero, aquí tienen los números de aprobación de otros presidentes:

Bush 43 (2/25/01): 55 percent
Clinton (2/23/93): 63 percent
Bush 41 (2/14/89): 76 percent
Reagan (2/20/81): 68 percent
Carter (2/21/77): 71 percent
Nixon (2/25/69): 60 percent
Kennedy (2/15/61): 72 percent
Eisenhower (2/27/53): 67 percent

ABC recuerda que en 30 días el presidente ha hecho lo que ningún presidente anterior, pero que dada la situación económica, deberá explicar tres puntos (cuando lean, obvien aquello de que necesitamos un “inspiring leader“, en realidad necesitamos un ejecutivo con poderes mágicos y acciones concretas que nos saque del hoyo):

— will express confidence the country can emerge from the crisis, but the effort must be bipartisan and will include making tough choices.

–he must also explain the administration’s short-term solutions, spelling out for Americans why the federal government is investing $787 billion in a stimulus plan while also soaking up billions of dollars more in shares of faltering companies like Citigroup and Bank of America.

–will have to describe for Americans the road ahead, which will allow him to talk about other programs, such as developing alternative energy, education, health care and containing costs for programs like Social Security.

Negritas mías. Vaya tarea que le espera. Convencernos de gastar más en esos arlequines avariciosos, asegurarnos que se ocupará de los ‘little people’, y que hará maravillas para alejarnos para siempre de Venezuela y del Medio Oriente y su maldito petróleo, para apretarle el cinturón a un sistema de salud que no funciona y es carísimo, para equilibrar la educación y el Social Security. Débil, pobre… eso de insistir en trabajar ‘bipartisan‘. Parecía mundo de hadas y ahora, dados los resultados recientes: tres senadores reps entre cientos de representantes reps en Washington.

Y eso de ‘tough choices’, please, para mí no. Ya bastantes ‘tough choices’ he y hemos tenido que hacer en 10 años. Ahora le tocan los ‘tough choices’ a los bancos, a Wall Street y al Olimpo, eh. No está de más recordarles las prioridades del valle de los lamentos donde los ‘tough choices’ nuestros de cada día se ha multiplicado en las últimas décadas como los curieles.

Continuará…

Update 27 feb., 2009.- Aprobación del presidente: Había bajado cuatro puntos, después del discurso, subió a 67%.

Foto: White House