propublica-2008-12-141

Encontré, también por un enlace de The New York Times, un nuevo portal de periodismo investigativo que no conocía. Se llama ProPublica.org y el sitio promete ser ‘fair and balance’, veremos.

Por el momento, encontré en él mil detalles útiles e interesantes, una lista de bancos que han recibido bailouts en esta regadera de las arcas (el enlace se demora en caer, paciencia). Y esto que ya sabía pero que vale la pena enlazarlo, vamos por $8 trillones de bailout. Update: 20 de diciembre, 2008.- Encontré otra lista en CNN. Tremendo el chorro de $$, eh. Le cuentan los días, en 77 días se ha gastado todo eso. No, y esto no termina,  Paulson quiere el resto ya.

En su página de About, tiene los detalles de quiénes son. Lo dirigen, hasta el momento, Paul Steiger, ex editor de The Wall Street Journal; Stephen Engelberg, ex director editorial de The Oregonian, Portland, Oregon y ex editor investigative de  The New York Times. Esto, particularmente, y en números, es relevante:

Given these realities, many news organizations have increasingly come to see investigative journalism as a luxury that can be put aside in tough economic times. Thus, a 2005 survey by Arizona State University of the 100 largest U.S. daily newspapers showed that 37% had no full-time investigative reporters, a majority had two or fewer such reporters, and only 10% had four or more. Television networks and national magazines have similarly been shedding or shrinking investigative units. Moreover, at many media institutions, time and budget constraints are curbing the once significant ability of journalists not specifically designated “investigative” to do this kind of reporting in addition to handling their regular beats.

Negritas mías. Estamos de acuerdo en que prolifera el periodismo de opinión y el investigativo es casi un lujo que desaparece de los periódicos y de la televisión. Ojalá nazcan miles de sitios así, y aunque es muy difícil mantener la neutralidad, que al menos, hagan un trabajo decente cuando presentan los ‘facts’ de uno y otro lado de la moneda de oro.

Den una vuelta por ProPublica y después me cuentan qué les pareció.