3cafedeflore_paris

Acabo de leer en el NYTimes esto sobre los cafés en Francia. Y parece triste y terrible. De 200.000 quedan 45.000 según la National Federation of Cafes. En 2008, el número de bacarrotas de estos negocios creció 56% con respecto al año anterior. En nombre de la tradición, cada extinción de un pedacito de cultura y esos cafés lo son, no faltaba más, además de frecuentados como lo han sido por una larga lista de ilustres y no tan ilustres de todas partes del mundo, nos vuelve más abandonados a la ‘buena y limpia’ ola que viene y que va de una modernidad de probeta. Mientras más ‘buena y limpia’, menos placentera. Tremendo. Luego, pues hay que tomar pastillas para la depresión. Salud plástica que no me gusta, caramba.

Foto: Wikipedia