hillary-ch1Mucha gente se cuestiona esa pericia increíble que tienen los Dems de demolerse a sí mismos.  Una prueba de ello, dicen, es este ofrecimiento de Secretaria de Estado para la Sen. Hillary Clinton. Pareciera que el partido se debate por aclarar quién guiará pólizas, legisladores y base. En esas curiosas decisiones, ¿asigna? a H.Clinton  la posición de Secretaria de Estado en el gabinete del presidente electo Barack Obama. Qué decir de los pundits y de los reps, todos fascinados de tener nuevamente frente a ellos a un Clinton que siempre da de qué hablar. Los medios, que de temperados no tienen nada, no sólo han aprobado, casi el 100%, entre líneas o directamente,  el posible nombramiento.

Otros (muy pocos, casi diría que son seres  en extinción) son más cautelosos. ¿Y si Obama falla, quién tomará la riendas del partido en el 2012? Error político, ojo, dicen, vincular demasiado a Hillary con Obama. Hoy, el NYTimes tiene una pizca más de la cuerda floja, de ‘las filtraciones’ ahora tan frecuentes de la gente de Obama y de la gente de Hillary. Lean, después de “she is ready“, viene, dos o tres líneas después, “We’re still in discussions, which are very much on track,” Mr. Reines said. “Any reports beyond that are premature.” ¿En qué quedamos?:

“She’s ready,” the confidant said, adding that Mrs. Clinton was reassured after talking again with Mr. Obama because their first meeting in Chicago last week “was so general.” The purpose of the follow-up talk, he noted, was not to extract particular concessions but “just getting comfortable” with the idea of working together.

A second Clinton associate confirmed that her camp believes they have a done deal. Senior Obama advisers said Friday morning that the offer had not been formally accepted and no announcement would be made until after Thanksgiving. But they said they were convinced that the nascent alliance was ready to be sealed.

Mrs. Clinton’s spokesman, Philippe Reines, issued a statement Friday afternoon cautioning that the nomination was not final. “We’re still in discussions, which are very much on track,” Mr. Reines said. “Any reports beyond that are premature.”

A mí, particularmente, me parece chistoso todo esto. La campaña de Obama es bien conocida por el misterio, nada de filtraciones. Nadie, fuera de ellos sabe nada. Repentinamente ‘filtra’ comentarios, nombramientos. La gente de Hillary, los leales y muy cercanos, no han dicho una palabra. Hillary debe saber quién está filtrando desde su gente o ella mismísima ha dejado filtrar esto deliberadamente.

Si vale de algo la opinión pública, les dejo al mía: Si Hillary Clinton acepta la posición de Secretaria de Estado verán olas, millones de demócratas, pasando a las filas de los independientes. Una cosa es trabajar juntos, otra trabajar al servicio del otro. Esto se siente como ofensiva en el Olimpo para posicionar camelots. ¿O me equivoco? Preparada está para esa posición y para cualquier otra, no cabe la menor duda. Nadie más en el partido dem tiene el peso de ella. Ahora, una cosa es el Senado, otra, una Secretaría. Veremos.

Foto: NYTimes. (¿Problemas de copyright? Me dicen y la retiro…)