La ‘burbuja’ de las casas sigue efervescente, 7.5 millones de propiedades a nivel nacional valen menos que el mortgage que pagan sus dueños. Florida tiene el tercer lugar con 1.2 millones de los 4.2 millones de morgages con ese problema, o lo que es igual, un 29.2%.

Así va la cosa, cinco estados encabezan la hecatombe ante los precios que han caído 16.6% en un año (S&P/Case-Shiller): 1. Nevada: 47.8%; 2. Michigan: 38.6%; 3. Florida: 29.2%; 3. Arizona: 29.2%; 5. California: 27.4%. Miami, Miami Beach y Kendall 26.57%. 34 estados están sufriendo esta caída de los precios. La lista completa de CoreLogic. (ver Core Mortgage Risk Monitor). Se espera que bajen los precios aún más (entre un -5% y un -12%, depende de la zona) en lo que queda de año. En Miami, en dos años, la caída ha sido de 34%. (Más, ver S&P/Case-Shiller home-price index)

Y esto sigue, y sigue de apaga y vamos. Ayer leía que muchos propietarios piensan que son inmunes a la depreciación de sus casas. Bendita fe. El Misery Index (Indice de Miseria) es el más alto desde 1982.

Los consumidores en América contribuyen en un 80 y un 70% al GDP y nuestras compras se han reducido a la mínima expresión. Mientras, el desempleo está en 6.1% y 41 estados han reportado pérdidas de trabajos en septiembre. Esta simple búsqueda habla por sí misma. Miles de trabajos desaparecen.

De Wall Street, pues USNews.com y cinco razones de que el Mercado de valores puede bajar más. Y esto de Paul B. Farrel en MarketWatch, pues hay que leerlo. 16 bancos han cerrado este año.

Los bancos siguen con los intereses altos (más de 6.5%), no prestan y están gastando el bailout en comprarse unos a los otros en vez de otorgar créditos. Yo estoy leyendo también este blog sobre la economía de The Wall Street Journal.

¿Cuándo va a parar todo este despelote? Ni idea. Lo que sí parece es que el Armagedón no ha llegado aún a tocar fondo, y eso sí que es de apaga y vámonos a la enésima potencia. Ustedes, pues respiren profundo. Suspiren. Respiren profundo. Suspiren. Tres veces al día. Lo bueno de esto es que peor, lo que se dice peor, hay que mandarlo a hacer, eh.

Imagen: CoreLogic