Conozco seres humanos que se sienten superiores a los animales. Aquí tienen, amantes y atemorizados, una prueba de amor casi imposible de creer.

Aquí hay otro, que parece promocional, más corto.