Hoy jueves 7 de octubre, Barack Obama y John McCain se enfrentan nuevamente en Belmont University in Nashville, Tenn. en un formato distinto al anterior, el llamado ‘Town Hall’ que consiste en preguntas que el público le hace a los candidatos. El moderador será Tom Brokaw de NBC.

Pero esta vez, hasta el ‘town hall’ tiene límites muy interesantes explicados en 31 páginas y negociados por ambos candidatos en un contrato. Primero, allí iban a estar, originalmente, 150 votantes ‘uncommitted’, o sea, sin preferencias. Hoy habrá 100. Segundo, la persona que hace la pregunta, no podrá darle seguimiento, hace la pregunta y le desconectan el micrófono. Tercero, la audiencia no podrá pasarse una pregunta de una a otra persona. Cuarto, la cámara mostrará a la persona haciendo la pregunta, pero no mostrará a la persona cuando esté reaccionando a la respuesta del candidato. Quinto, McCain y Obama tienen entre ambos una línea marcada en el escenario que no podrán pasar. Sexto, No se pueden hacer preguntas entre ellos. No pueden debatir entre ellos. No pueden agregar nada a la respuesta que el otro dé.

Un tercio de las preguntas serán enviadas, previamente, por Internet. Brokaw seleccionará esas preguntas que se referirán al debate anterior. Igual que los anteriores, los candidatos no pueden llevar notas previas. Mas en blogs.suntimes y Politicalwire.

Gráficos de encuestas estatales y nacionales de fivethirtyeight.