Ah, qué show. Ahora mismo encendí la TV y andan en frenética repetición de imágenes de la Casa Blanca, presidente radiactivo en el convoy, McCain en un extremo de la mesa, Obama en el otro, tacitas de café o té, alguna bebida distinta -negra y servida con hielo-, pocos vasos en hielo y blanco en todas las cadenas. David Letterman piensa que ‘huele’. NYTimes recuerda a los suizos y su bailout. (Update del misterio, gráfico de las complicaciones, otro gráfico de algunas propuestas).

En todo caso, parece que $700 billones saldrán de las arcas porque Wall Street amenaza bajar punticos si no le dan su regalo y el lobby es intenso. Mientras, ¿qué mejor oportunidad para hacer fotos, destacar los protagónicos y seguir un guión con pocos renglones imprevisibles y que ya escuchamos, repetido, cada cuatro años?

MSNBC repite una encuesta popular. 33% en contra del bailout de $700 billones para Wall Street. 31% a favor. 28% no tiene ninguna opinión. Cambio de canal y me quedo más tiempo en CNBC, al fin y al cabo, son las noticias financieras.

Sigo intrigada con los motivos y estrategias  grises, rojas, amarillas, y negras de sacar sorpresivamente semejante elefante rosado en la mesa electoral, ponerle precio $700 billones y jugar al 4 de noviembre con él. Más intrigada ando en el qué pasará con el debate presidencial de mañana. McCain ¿cancela?, dice que no ‘hasta que no haya acuerdo de bailout’. Alguna gente especula que, con tan poco tiempo, los 4 debates planificados (3 presidenciales) y uno con los candidatos a la vicepresidencia, posiblemente, hayan motivos en su campaña para querer cancelar uno y… ¿adivinan cuál? Dicec (que no digo yo), que será el de Sarah Palin.

Humo de FBI. Rumores. Más rumores. Encuestas nacionales ahora a favor de Obama, mañana no sabemos. Mala jugada, jugar al bailout de $700 billones, pienso. En cualquier caso, ‘country first’ no es. ‘Change’, tampoco. ¿Qué están jugando a la política con semejante asunto, serio hasta los bolsillos nuestros? The Wall Street Journal tiene esto con un gráfico-resumen de parar los pelos de punta.

Hasta Forbes tiene mejores ideas para gastar $700 billones que dicho sea de paso, no tenemos y vamos a pedirlo prestado:

“…Education, $500 billion; Infrastructure Development our nation’s bridges need $180 billion in repairs; Trade container volumes at American ports have increased by 7% per year over the last 20 years, outpacing capacity growth. New Orleans alone needs $1 billion to keep pace with international competition; Health Care $150 billion you could provide every American with private health insurance and create a universal automated health information system, Solar Energy, National Security, Climate Change…

Nombren, necesitamos cada centavo. Ja. Casi, pero casi, me decido ahora mismo por Nader.

Algunas reacciones anti bailout:

“This massive bailout is not a solution — it is financial socialism, and it’s un-American,” fumed Jim Bunning (R-Ky.).

“It does not make any sense; it will reward the banks first, who got us in the financial mess,” protested Mike Enzi (R-Wyo.).

The fury of Bob Menendez (D-N.J.) caused his metaphors to collide (“I am not going to be stampeded into rubber-stamping this proposal”), and even the demure Elizabeth Dole (R-N.C.) found the whole thing “infuriating.”

“We’ve tried to avoid propping up failed businesses on Main Street; we should not prop up failure, malfeasance and avarice on Wall Street,” submitted Wayne Allard (R-Colo.).

“The bottom line to me is: How do we make sure that the connection between Main Street and Wall Street is understood?” said Mike Crapo (R-Idaho).

Answered Chuck Schumer (D-N.Y.): “While Wall Street caused the problems we face, unfortunately, if we do nothing, Main Street will also pay a severe price.”

“I hope we can give Main Street a good bit more help and attention than we have to date,” contributed Sherrod Brown (D-Ohio).

“I’m very concerned that the express need to pass something now may prevent us from devising a plan that would actually work,” agreed Richard Shelby (Ala.), the committee’s top Republican.