Tómense el tiempo que deseen en ver una y otra vez este vídeo de T. Boone, un hombre que ha estado en el negocio del petróleo toda su vida, pero que reconoce que nuestra dependencia nacional con él es un problema de seguridad nacional y económico. No podemos depender de países inestables, como los países del Medio oriente. No podemos pagar, dentro de 10 años, 7 trillones de dólares en consumo nacional.

¿Cuál es su plan, en pocas palabras? Estados Unidos tiene el privilegio del viento. Incrementar 22% la energía con turbinas de viento. Tenemos gas natural, nacional. Si todo el sistema de transporte sustituye gasolina por gas natural (autos, camiones, etc) y se incrementa nuestro consumo de gas natural un 22% esto reduciría las importaciones de petróleo un 38% que ahora, anualmente, importamos el 70% del consumo total y nos cuesta, anualmente, $700 billones. Para los que quieran saber más del Pikens Plan de T. Boone, entren aquí. El plan, con más detalles, está en esta página. El canal de YouTube, con todos los vídeos, está aquí.

¿Qué me preocupa? La politización de algo tan serio y necesario en medio de esta campaña presidencial, algo casi fundamental para la seguridad nacional, para la economía y para nuestros bolsillos. T. Boone, en el último comercial, señala que Irán está cambiando su transporte a gas natural, ¿por qué carambas nosotros no podemos ponernos de acuerdo?

No quiero que en estos dos meses todo se reduzca a ‘to dril or not to drill’. No estoy de acuerdo con la idea fija de perforar, ‘drilling’, ‘drilling’ de McCain. Tampoco con las vagas respuestas de Obama de invertir en ‘energías alternativas’. Quiero detalles, como los de T. Boone, a corto y a largo plazo (10 años). Cualquiera que llegue a la Casa Blanca tiene que comenzar, pero ya, un plan serio para eliminar el petróleo de nuestras vidas ya, pero ya.