Año 1995: Florida tenía el lugar 17 en el promedio de fondos por estudiante. En el 2005, bajó al lugar 42 de la escala nacional. En otros estados, para equilibrar la inflación desde 1995 hasta 2005 incrementaron los fondos a $979 por estudiante. En Florida, bajaron a -$199 por estudiante.

Yo vivo todos los días la confusión y frustración de los contribuyentes y de los trabajadores de Miami-Dade Public Schools, especialmente, los maestros. Unos dicen que el superintendente es culpable. Y posiblemente no dejan de tener alguna razón parcial. Otros, que los vauchers con $$ público desviados a escuelas privadas tienen parte de la culpa. Quizá también tengan razón. Otros, que hay muchos administradores con bonos y beneficios por encima de los maestros y también pueden tener razón. De superintendentes, anoto: Algo extraño pasa cuando Miami-Dade ha tenido tres superintendentes en menos de 10 años. Es y no es, no es y es.

Un vistazo al conjunto y no hace falta mucha imaginación para ver el panorama general. No funcionan muy bien muchas entidades desde allá arriba, a nivel federal. Más abajo, brillan por su ausencia la previsión y el apoyo del estado de la Florida a su sistema de educación y no funciona el apoyo tan necesario también a nivel local. La constitución de la Florida deja muy claro que: el estado debe tomar ‘provisiones adecuadas’ para un sistema de alta calidad de las escuelas públicas.

La actitud repetiviva de los responsables de proteger la educación en nuestras comunidades: parches a corto plazo y más parches para ni ver las consecuencias.

¿Algunas de las consecuencias a nivel nacional? De la Secretaria de Educación, Margaret Sperllings el año pasado y con el propósito de apoyar una de las gotas de agua para la educación en Washington:

En el 2012 necesitaremos 3 millones de trabajadores con un bachelor degree, pero sólo un 17 por ciento de graduados de high school está obteniendo un bachelor degree. Un 60 por ciento de los americanos no posee credenciales más allá de la secundaria…

La Florida sigue recortando presupuesto para la educación y aprobando medidas muy cuestionables. En el 2007, el número de escuelas con ‘F’ pasó de 21 a 82. Miami-Dade pasó de 5 a 26 escuelas con ‘F’.

Como verán, al culpa es de todos, y en ese todos no nos escapamos nosotros, que repetimos lo que nos dicen los Pinochos del patio y los de Tallahassee por no hablar de los Pinochos de Washington y votamos y volvemos a votar en contra de lo que representa dividendos y no quebrantos, politizados, divididos. Sí, ya sé. También es frustrante quién llega, se queda y maneja la varita mágica ($$).

Enlaces:

Florida K-12 Funding Update (PDF)

Florida House slashes school, court funds

Schools need more cash for state goals /A business economist warned that Florida schools need cash and need to be considered a higher priority if the state wants to meet its goals for economic growth. (The Miami Herald)

Educación Florida: $332 millones más en recortes, ¿y habrá demanda? (Cynansy II)

Diplomas Count (PDF)