Estos son los resultados de las dos primarias de hoy: Kentucky 65% de Hillary Clinton (100% precintos), Oregon de Obama 58% (66% precintos) [MSNBC]. Desde hace unos días, los argumentos en contra y a favor de uno y otro candidato se van reduciendo: raza, sexismo, vejez. Según creo recordar, la carta de racismo comenzaron a jugarla…, da lo mismo. La del sexismo estuvo contenida, pero latente, desde hace un año, debate tras debate, reporte tras reporte hasta que, finalmente, salió a flote.

Los afroamericanos están votando 90% por Obama. ¿Ejemplo de racismo? Ese es el argumento de algunos. De las mujeres, un 50% vota por Clinton, aunque Obama tiene un considerable apoyo (más de un 40%). ¿Otro ejemplo de racismo sin sexismo? ¿Y el sexismo-sexismo? Humm. ¿Y qué tal con Mc Cain? Bueno, es muy viejo, viejo, pero patriota. Se ha destapado la Caja de Pandora y suenan las trompetas del cake. Fiesta del Guatao, decimos en mi tierra.

Obama saca cuentas de delegados. Primer lugar. Clinton saca cuentas de colegios electorales. Primer lugar. Mc Cain ya ni tiene que sacar cuentas. Florida y Michigan (2.3 millones de votos y sus delegados que son un montón) no cuentan aún para los dems. Primarias y caucuses en 48 estados, pero elecciones en 50. ¿ Y los ‘issues’? ¿Y la economía, la educación, el progreso, la salud, la deuda interna, la competividad global que debemos enfrentar en el XXI, la tan necesaria independencia en el sector de energía que debemos alcanzar mientras más rápido, mejor? Bien, gracias, durmiendo la mona.

En definitiva, nada puede asombrarnos. Estos son los resultados de diletantes con fuego. Ah, Prometeo. La brutalidad humana, aparentemente, merienda cake y expele ligerezas. Qué mundo.

 Updated: 22 de mayo, 2008 7:36 PM ET