Aparte de encontrar hasta en la sopa el tema alucinado que ya sabemos, los medios están enfatizando ‘la nueva agenda republicana’ que dejará atrás el énfasis en sus estrategias de polarizar al electorado con ‘social issues’ y hablan del Gov. Arnold Schwarzenegger (R) de California. El problema es grave para los reps porque es grave para los americanos esta economía quebrada y este partido ha estado en el poder, últimamente, durante 12 años. Más preocupante, los independientes están abandonando el partido porque lo sienten alienado en la extrema derecha, y para colmo de males, representado por un presidente que el 71% de los americanos considera impopular. Sumen también que los propios reps de la base (y leales de siempre) se sienten traicionados, frustrados. Washington ha estado dominado por los reps y el resultado deja mucho que desear. Ahora, están perdiendo posiciones casi vitalicias y los dems están ganando en distritos que han sido reps por 30 años.

La economía es lo principal en la mente de los americanos, pero también los escándalos de corrupción de Jack Abramoff y San Diego Rep. Randy “Duke” Cunningham y el ex  Rep. Mark Foley y sus tentaciones ante los internos, unidos al pastor homosexual Ted Haggard,  y un largo etc que incluye el CIA Leak y Valerie Plame, Iraq War, han desacreditado aún más al partido y alienado a sus bases.

El gran problema republicano es que se ha alejado durante la última década de sus posiciones fuertes: cero aumento de impuestos, responsabilidad fiscal, gobierno reducido con una posición de centro. Para apelar a la base extrema evangélica, se movió para la extrema derecha, algo que no representa a la inmensa mayoría americana, pero resulta efectivo para polarizar al electorado en las urnas. Piensen: control de armas de fuego, aborto, matrimonio gay, Darwin sí, Darwin no, los mandamientos en un edificio de la corte judicial, etc. En la retórica ‘familiar’, el partido rep sí ha podido ganar votos y elecciones, pero en la realidad, sus decisiones generales y vitales, como las económicas, sociales (educación), las de relaciones exteriores, ya pueden verse, sentirse y constatarse ahora; y van más allá de ser catastróficas: El impuesto reducido ha ayudado solamente al 1% del top de multimillonarios, la responsabilidad fiscal brilla por su ausencia entre mal manejos del presupuesto, contrataciones del sector privado que han aumentado las tarifas por trabajos que antes hacía el gobierno por mucho menos y no han dado resultados efectivos. Súmenle dos guerras, trillones de dólares en déficit nacional y la quebradera de la economía. Y no hablo del sector de educación, que internacionalmente, bajamos escalones en vez de subirlos. Del sector de salud, para qué hablar. Las reformas han sido reformas para un sector selecto y para aumentar los millones de los CEO de las compañías farmacéuticas.

Del petróleo, ya saben. Como si fuera poco, el actual presidente debiera tener mucho más poder de negociación con los países árabes productores de petróleo, especialmente Arabia Saudita. Pero el petróleo sigue subiendo y los precios se disparan a la estratósfera. Cada americano debe ahora más de 13 mil dólares en la deuda nacional y nos prestan $$, entre otros, China y Rusia.

El Rep. GOP Tom Davis de Virginia dijo la semana pasada que “si fuéramos comida de perros ya nos hubieran sacado de los estantes“. Tom Davis, ex lider del House Committee ha dicho que Bush es “absolutamente radioactivo” y los republicanos deben alejarse de él si quieren ganar o mantenerse las próximas elecciones.

El marzo, Dennis Hastert (R), el speaker de House, perdió las elecciones, después, en Lousiana, perdieron otro enclave Rep que habían mantenido por 30 años y hace poco, el distrito 1 de Mississippi pasó a manos demócratas. Si la elección fuera hoy, los reps perderían 20 de las 25 sillas que tienen en veremos en el Congreso.

Por eso el ‘re-brand’ de partido resulta imperioso para los líderes reps. O se mueven al centro o se los lleva la ola. Totalmente. Serán minoría después de noviembre, pero al menos, si pueden aguantar el Armagedón (dios castiga) pudieran recuperarse con una agenda más inclusiva de otros sectores de la población, tendrán que hacer un gran esfuerzo para colocar menos énfasis en retóricas sociales para ganar elecciones y lograr concretamente más trabajos útiles sociales para no dejar atrás a su base, porque la mayoría de los americanos no gana más de $50.000, y muchos, pero muchos, ganan menos de $20.000, especialmente, los latinos, grupo muy codiciado por ambos partidos y que le dio la victoria a Bush en el 2000 y 2004 y ahora ha volado, alienado, hacia los dems. El Sen. John McCain pudiera hacer volver a muchos al redil. Esa es la débil esperanza de los reps. en noviembre.

Foto: Wikipedia 

Enlaces: House GOP Goes Low-Profile on Social Issues; Schwarzenegger calls for ‘rebranding’ GOP; Davis Says Republicans Too Near `Radioactive’ Bush (Update1); In the South, a Force to Challenge the G.O.P.; BREAKING NEWS: Democrats win again in a Republican stronghold