estrell-2008.jpgYa les confesé que estoy aburrida, pero sigo leyendo por disciplina sobre estas primarias históricas-extrañas, tan similares a otras primarias, pero con sabor de elementos extraños, lo suficientemente extraños para no dejar de seguirlas. Uno, un afroamericano de 44 años, Barack Obama. Dos, una mujer de 60 años que es Hillary Clinton. Tres, un hombre de 71 años que fue vapuleado por el mismísimo W. Bush en el 2000 y ahora es el que más se parece a él… y posiblemente obtenga el endorsement del presidente. Cuatro, que esos superdelegados y el sistema democrático donde casi no cuentan para decidir los votos nuestros si tenemos en cuenta que siempre estas presidenciales (primarias o finales) se deciden por un margen muy estrecho de votos. Les dejo aquí un resumen de noticias.

Ya saben que Florida y Michigan fueron castigadas por el DNC y los votos de estos dos estados no cuentan para los dems. Tampoco sus delegados. Ahora, que ni Obama (1,276)  ni Hillary (1,220) van a llegar al parecer a los necesarios 2,025 delegados (según AP) de un total de 4,414, pues vuelven a la luz  los estados castigados, Florida y Michigan… ¿contar o no estos dos estados?

Otra del día, Mc Cain, el único nombre que quedará del lado republicano, se dirige a Obama sobre el uso de los fondos públicos para las presidenciales:

“If Senator Obama goes back on his commitment to the American people, then obviously we’d have to rethink our position,” McCain said. “Our whole agreement was that we would take public financing if he made that commitment as well. And he signed a piece of paper, I’m told, that made that commitment.”

Si ambos son los nominados, Mc Cain ganaría si se financia la campaña con fondos públicos que son de $85 millones. Mc Cain ha recibido $2.2 millones mientras Obama ha recibido $6.1 millones. Si Obama decide no usar los fondos públicos, sería la primera vez, desde Watergate (1970) que uno de los grandes partidos rechaza los fondos públicos.

Otra del día: El viernes Obama ha ganado el endorsement de otro poderoso grupo, Service Employees International Union, con 1.9 millones de miembros.

Otra del día: Según The Washington Post, Hillary espera las primaras de Ohio y Texas, para definir si la han dejado atrás los Obaneros (seguidores de Obama) o aún tiene posibilidades de lograr la nominación de su partido. El contraste que busca frente a Obama es que ella representará mejor la clase media:

“We’re going to end every single tax break that still exists in the federal tax code that gives one penny of your money to anybody who exports a job. Those days are done,” she said, her voice rising. “It is wrong that an investment money manager in Wall Street making $50 million a year gets a lower tax rate than a teacher, a nurse, a truck driver, and autoworker making $50,000 a year.”

“You know sometimes I hear people saying on TV or I read in the papers: ‘Look she gets so intense, she gets all upset.’ Well, you’re right, I am upset!”

La insinuación para Obama, pues llega un poco después, en esta frase: “You can choose speeches or solutions.”

Otra del día: Que los medios están desquiciados, desesperados, hiperquinéticos. ¿Qué se cae de la mata? Que desean ver dos candidatos en la arena, Obama y Mc Cain. Y en estas, hasta The Wall Street Journal no puede contenerse:

In recent presidential elections, the electoral map largely has been fixed, with certain regions predictably loyal to one party or another and the competition narrowed to fewer than 20 battleground states.

But Barack Obama’s success in rallying African-Americans and John McCain’s difficulty with conservative evangelicals raise an intriguing question: Would a general election between the two put additional states — particularly in the South — into play?

Estos estados, debido a Obama y el voto afroamericano, pueden ser definitivos: Virginia, North Carolina, Tennessee y Mississippi. Otros, según la fuente, casi afirman que el voto blanco de esos estados seguirá de mayoría reps.

Otra del día: Mc Cain consigue el endorsement de Romney. Huchabee, los evangelistas y la extrema derecha deben estar descorazonados. 

Queda, como siempre, mucho por recorrer, y también la intriga de la Florida, considerado swing state. ¿Se inclinará esta vez dem o rep?

Enlaces:

Dems stumped figuring Fla., Mich. into delegate equation

McCain scolds Obama on campaign funds

Clinton tries to hold coalition

McCain-Obama Race Could Redraw Electoral Map

Endorsements Piling Up For McCain

Elder Bush to Endorse McCain