bpitt_horse.jpgNo había subido esto por falta de tiempo. Parece chiste, pero ay, dios mío. El 7 de diciembre volvieron a entrar hackers en dos laboratorios militares de Estados Unidos: El Oak Ridge National Laboratory y  Los Alamos National Laboratory.

Todos los medios y blogs comentaban el hecho. No es la primera vez y es posible que hayan incursionado por otros laboratorios del país.

¿Qué se robaron? Por el momento sabemos de una base de datos de los visitantes del laboratorio Oak Ridge de Tennessee desde el 1990 al 2004. Los #SS y fechas de nacimiento de todos incluidos. Imaginen los miles de víctimas: se estima que cada año 3.000 investigadores visitan el laboratorio.

¿Cómo lo hicieron? Según el Oak Ridge fue un “sophisticated cyber attack,” que describen como “being conducted through several waves of phishing emails with malicious attachments”. Vaya la sofisticación de este ataque que ha sido por e-mail y con attachment maliciosos. ¿Alguien les ha explicado al personal de esos laboratorios qué cosa es ‘phishing’ y que no se abren attachments?

Sobre qué se llevaron en el laboratorio de los Álamos sabemos poco, pero no es la primera vez que la seguridad se ha visto comprometida en él. En agosto, y también a través de e-mails, circularon datos nucleares…, y en el 2006, un traficante de drogas tenía consigo un USB (flash drive) con datos de pruebas nucleares.

Sigan leyendo aquí sobre la fabulosa historia de nuestra in-seguridad nacional.

Hackers Launch Major Attack on US Military Labs.

Nosotros, pues ocupados en discutir y construir un muro en la frontera. Bueno. Me despido deseándoles lo mejor. La fe, la esperanza y la caridad se han escondido nuevamente en la Caja de Pandora. Les aviso cuando las saque a pasear nuevamente. :-)

Foto: Wikipedia.