Los vecinos de New York acaban de recibir la noticia: Coca-Cola, que hace entregas en 18 tiendas de groceries, restaurantes y bodegas, está empleando camiones híbridos -menos gasolina, menos contaminación- fabricados por International Truck and Engine Corp., con el sistema híbrido fabricado por Eaton Corp. Mejor, el ‘statement’ de la compañía:

“You get a return on the investment, but more importantly, it’s the right thing to do,” says John Brock, president of Coca-Cola Enterprises in an interview at the company’s giant distribution center in the South Bronx.”

 FedEx y UPS están en el proceso de fabricar camiones híbridos para evitar las emisiones, sobre todo en áreas de gran densidad de población. UPS ya ha comprado 50 camiones híbridos que le ahorrarán a la compañía 44.000 galones de gasolina. 

La agenda ‘green’ da pasitos de bebés, pero ya involucra a ‘corporate América’, al menos, en New York. Paso decisivo para saltar esta dependencia del petróleo que, tal y como vemos y volvemos a ver, y sufrimos y volvemos a sufrir, no nos llevará a ninguna parte que no sea al… 

Bravo por Coca-Cola, FedEx y UPS, Pepsi en el camino. La noticia: ‘Delivery companies switch to hybrids’

Update: Encontré más. 150 firmas globales se comprometen a presionar por reducir las emisiones de gases. La reunión fue en Bali y hay un reporte que si lo encuentro, lo subo aquí. Me gustaría conocer los nombres de todas las compañías que han firmado el compromiso. Entre ellas están: Coca-Cola, Nestlé, General Electric, Shell, Nike, DuPont, Johnson & Johnson, British Airways, Shangai Electric.

Reducir el consumo de petróleo es, aparte del medio ambiente, un asunto de seguridad nacional. No podemos seguir dependiendo de la volatilidad del mercado del crudo por la inestabilidad social de los países que lo producen.