08/10/2006 10:01:30 PM– Buena parte de nuestra información personal está en manos de los agentes de gobierno. Social Security, Driver Licence, etc. La otra, la tienen los bancos y el bureau de crédito. A lo largo y ancho de Estados Unidos se han perdido laptops con información sobre los veteranos y datos sensitivos de millones de personas. Hoy le toca a Miami (esto ocurrió el 27 de julio y ahora lo reportan) con el robo de una laptop con 133.000 licencias de conducir del estado. Ojalá que sea la á que sea la última. Aquí tienen una breve descripción de los afectados de acuerdo a The Miami Herald (link expiró):

  • Social Security numbers and addresses for 80,677 South Florida commercial driver’s license-holders whose licenses were issued out of Miami-Dade offices
  • 42,792 Floridians holding pilot’s licenses,9,006 people who received regular Class E driver’s licenses from an examining office in Largo
  • Another 471 who received commercial licenses from the same office 15 miles north of St. Petersburg.

No podemos hacer nada por la negligencia de otros y nuestros datos perdidos. Pero podemos tomar medidas personales inmediatas.

Mis consejos del post de ayer siguen vigentes: Hagan el update de Microsoft lo más pronto posible. Hoy, además, el Departamento de Homeland Security ha hecho público un comunicado para alertar a los usuarios de computadoras para que bajen uno de los parches de seguridad críticos que está incluido en los 12 parches que liberó ayer Microsoft.

Mantengan, como buena práctica, subir a Microsoft cada semana o quince días a chequear la computadora y a instalar los parches de seguridad en el botón de ‘Express’. Update a todo lo relacionado con seguridad: antivirus, anti spyware, firewall, etc diarios.

La parte mala: Las computadoras son vulnerables y no existe una 100% segura.

La parte buena: Hace dos años que las compañías y el gobierno ‘se han caído de la mata’ y producen, aseguran y velan mejor que antes la información sensible en el ciberespacio.

La parte educativa: Sin computadoras ya no se concibe el mundo. Aplica desde Wall Street hasta la tarea de la escuela de nuestros hijos. Todo lo que sabes de computadoras (habilidades y seguridad) compártelo con la mayor cantidad posible de personas.