El website Digg reúne comentarios y noticias en inglés de todas partes del mundo. Los lectores de cualquier periódico, revista u otro medio de comunicación aprietan un botón y la noticia sube a Digg. 25 letras y números comenzaron a subir y a repetirse en Digg. ¿Pero por qué esto ha causando tanto escándalo? 09 F9 11… esa es la secuencia ‘secreta’ nada menos y nada más que de los nuevos HD DVD de alta definición (High Density DVD) llamado Advanced Access Content System (AACS).

¿Qué significa este ‘crack’ a ese código? Billones de personas podrán hacer copias de cuanta película HD DVD salga al mercado. $150 millones de campaña de este nuevo mercado HD DVD tienen detrás a Toshiba, Microsoft, Samsung, RCA, Sanyo, Discovery, Warner Music, Polygram y nombren. Casi nada.

Pocas horas después de aparecer el código en sus páginas, los fundadores de Digg recibieron la carta-alerta de los abogados de derechos de autor del código de protección AACS: los sitios que publiquen el key saben que: “…doing so constitutes a violation of the Digital Millennium Copyright Act”.

“Si dejan ese código en Digg están violando las leyes de copyright…” Humm. La sensatez predominó y la decisión de Digg fue borrar las noticias que contenían el código. Jay Adelson tiene la explicación. Lo que nadie esperaba fue la revolución absoluta, mundial, masiva, constante, de los usuarios. En pocas horas, y desde todas las partes del mundo, comenzaron a enviar el código AACS súper secreto —la compañía había dicho que era inviolable— a Digg hasta que el website colapsó. De nada valió recordar los ‘Terms of Use’ de Digg.

Kevin Rose, uno de los fundadores de Digg se dio por vencido, publicó el código ‘crackeado, él mismo, en su blog.
Entre otras cosas, dijo: “Hemos escuchado, y desde ahora, no vamos a
borrar los posts que contengan el código”. Agregó que asumía las
consecuencias. “Si perdemos, qué diablos, al menos morimos
intentándolo”.

Según uno de los post que leí, Digg tenía el lugar número 100
mundial de visitantes. En pocas horas saltó a la posición número 40. No
me extrañaría. Por todas partes de Internet, no solamente en Digg,
están publicado el código. Miren aquí, en Wikipedia. ¿Los dueños del copyright podrán demandar a billones de usuarios de todas partes del mundo?

Todos los medios de comunicación del mundo, todos los blogs, en cada
lugar que existe una computadora conectada a la red, la gente habla de
Digg-HD-DVD-AACS-cracked-code. Hace días les puse un enlace a un vídeo
de YouTube que habla del nuevo lenguaje de hipertextos (Web 2.0)
realizado por un profesor de antropología cultural. Web 2.0, qué es,
qué tenemos que reformular. Cientos de áreas de nuestras vidas se
estremecen como resultado de esta maravilla que llamamos Internet. Las
leyes tradicionales no funcionan. Las amenazas legales tradicionales…
caen en sacos vacíos.  Vean el vídeo y verán de qué hablo… pero a mí,
personalmenet, me aterra pensar en quiénes regulan. No tienen idea de
este asunto, y regulando-asustando… terminan censurando. Qué tarea.

Buscando en Internet encontré un enlace en el blog de lapetiteclaudine que a su vez enlaza un vídeo en YouTube que contiene la clave llamado ‘Oh Nine, Eff Nine’. Buscando en YouTube encontré otro vídeo que enlazo aquí. Increíble. Sencillamente, increíble este universo donde todos y nadie se dan cita, hacen acto de presencia y se evaporan. En Pixelydixel reflexionan sobre las implicaciones de esta asombrosa reacción.

Referencias:
¿Hace falta más referencia que escribir en
Google o cualquier navegador (search engine) “HD-DVD code hacked” o en
español, “código de HD-DVD ‘hackeado’” o el nombre del hacker (cracker)
que se atribuye el hallazgo de haber quebrado el ‘código perfecto’,
“muslix64”?

Notas: Versiones de Digg en español, Menéame y Fresqui, agrega x, existía otro, enchílame que acaba de cerrar.

Foto: Flickr/maui /CeBIT