Recibo regularmente todos los estudios sobre hispanos del Pew Hispanic Center. Hoy, una encuesta interesante llegó por correo electrónico. No son buenas noticias: el número de hispanos residentes en Estados Unidos que se conecta a Internet es bajo. Comparados con otros grupos (blancos y afroamericanos) somos los últimos de la lista. Otra que especialmente me toca y no me gusta nada: los cubanos se conectan menos a Internet que otros grupos hispanos.

Cifras relevantes de la encuesta:

–Blancos no hispanos 71% se conecta a Internet
–Afroamericanos (no hispanos) 60% se conecta a Internet
–Hispanos 61% se conecta a Internet
–Cubanos que se conectan a Internet 60%
–Otros grupos hispanos que se conectan a Internet 70%

El inglés sigue siendo una barrera para el acceso a Internet entre los hispanos. La otra barrera parece ser socioeconómica. En otro estudio, el Pew encontró que sólo el 10% de los hispanos consiguen obtener una carrera universitaria. Dos tercios de los niños hispanos asisten a escuelas superpobladas y con menos financiamiento.

Sólo el 29% de los adultos hispanos tiene conexión de broadband (DSL/Cable) comparados con el 43% de los blancos no hispanos adultos.

Para mí, enseñarles a sobrevivir en este mundo virtual es todo un reto. Cada uno de ustedes que pueda aprender a conectarse a Internet y buscar información o comunicarse a través de ella, contará a favor y para bien de todos nosotros. Además, será uno menos en perpetuar uno de nuestros mayores lastres: la desinformación y el distanciamiento de lo que ocurre fuera de nuestro círculo íntimo.

Sin Internet, en dos o tres años, estaremos marginados. La televisión enfatiza el entretenimiento, la pasividad, desconecta neuronas, pienso yo. ¡Arriba, muchachitas y muchachitos! ¡A conseguir la conexión en vez de quedarnos pasivamente en el aislamiento!

Los interesados en saber más, lean aquí Latinos Online. El reporte, con lujo de detalles, está en este enlace.