Somos tan diferentes que decir hispanos en Estados Unidos es sólo decir que hablamos español. Pero intento especular sobre la designación republicana de Mel Martinez que percibo como una indicación de la fuerza política hispana nacional ‘in crecendo’ y del pavor de los reps… de perder muchos enclaves y… la Florida en el 2008. El National Republican Committee ha elegido al Sen, Mel Martinez (cubanoamericano) como su ‘primer’ mando… pero Martinez mantiene su silla en el Senado. Los reps necesitan recuperar los votos hispanos (especialmente los cubanos) que han perdido… nada menos y nada más que en condado de Miami-Dade que se inclinó DEM en las últimas elecciones.

No sé si esta jugada ‘imagen hispana-cubana’ tenga repercusiones efectivas para los republicanos a estas alturas del desastre. Los actuales representantes cubanos en Washington están muy alejados de la base. Nuevas migraciones hispanas han cambiado la faz política de muchas ciudades, en especial la del condado de Miami-Dade. Ese patrón continuará, y si tenemos en cuenta el éxodo de la clase media de la ciudad, como lo demuestra esto: “…median home price of $378,000 locally is 73 percent above the U.S. average“, los salarios bajísimos y el costo de la vida incrementando, el cataclismo es serio.

Los cubanos somos, tradicionalmente, muy activos en la política. Un 60% somos ciudadanos americanos y votamos, no nos quedamos en casa. Pero entre los hispanos en EU, somos el 4%. Habría que ver qué pasa entre los hispanos-mayoría —principalmente mexicanos— a nivel nacional.

Del Pew Hispanic: El número de votantes hispanos de la Florida pudiera crecer por encima del 13% . Otros estados que proyectan más crecimientos de votantes hispanos potenciales son: Arizona 17.2%; New Mexico 37.6%; Colorado 12.4%; New York 11.4%; Texas 24.6%; Nevada 12.5%; New Jersey 10.2%.

Los cubanos seguimos con patrones muy diferentes al resto de los hispanos en Estados Unidos, y ahora más que nunca estamos diversificados políticamente, de acuerdo a otro estudio sobre los cubanos del Pew Hispanic. Somos 1.448.684, el 68% vivimos en la Florida, 20% de los cubanos demócratas, 28% republicanos y más del 27% Independiente, sin contar con los NPA. Pero hay un factor muy especial, la lealtad en la arena política, ante todo, es substancial entre los cubanos, independientemente de partidos políticos. Por eso ese 4% nacional de votantes tiene tanta fuerza en el sur de la Florida. Complejo.

De El Nuevo Herald: Democracy USA… “más de 105.000 latinos han sido registrados para votar en Arizona, Florida, Nueva Jersey y Pensilvania”.

Por eso Martínez. Para garantizar que los votantes hispanos que esta vez pasaron a los Dems en la Florida (ESPECIALMENTE muchos cubanos, de los que una gran mayoría son católicos, presbiterianos o episcopales, pocos evangelistas, ¡vale el tip!) regresen otra vez al redil. Martínez tratará de lograr este casi ‘milagro’ apoyándose en la ‘nueva estrella’ cubanoameicana en Talahassee, Marco Rubio. Y usará como instrumentos conciliadores…:

¿Los seguros de la propiedad (fue Secretario del Departamento de Housing and Human Developing…? ¿Recuerdan también este escándalo de corrupción?).

Martínez no deja su silla en el Senado. Será simple ‘imagen-casquillo-sur-Florida-Miami’, no el verdadero arquitecto del RNC.