Mira que tenemos que escuchar de todo, pero en este caso, que en la legislature de la Florida la Guerra sea de chancletas y chancleteros, asombra. Una tirada de amenazas, mensajes obscenos e insultantes dejados en los celulares, guerra de palabras con las peores palabras inundan los periódicos de la Florida, especialmente de Miami, donde Ralph Arza (R) —representante del Distrito 102, vean aquí, página 2dejó ahora un mensaje (y después un segundo mensaje) a Gus Barreiro (R) —director rep. en Tallahassee de Miami-Dade) llamándolo de todo y más. “You’re nothing but a bitch. You’re a bitch. You’re nothing but a bitch. God bless you, bitch.”La intimidación y las amenazas escalaron, en el escándalo que mueve los cimientos de la legislatura republicana del estado, El Speaker, Marco Rubio (R)se distancia de Arza, se inicia una investigación criminal y… el despelote.

Then the messages got scary.An as-yet-unidentified man soon left three more recordings in English and Spanish that mixed a string of graphic compound expletives and threats that troubled Barreiro, a Republican like Arza. Barreiro is from Miami Beach. Arza lives in Miami Lakes.

”What you are is a big snitch,” the second caller, his voice growling and rising in intensity, said. “I’m gonna get you.”

And with those words began a political spectacle that has launched a criminal investigation, an internal legislative probe, racial strife in the Legislature and a concerted effort to oust Arza.


Para los que quieran escuchar una ‘probadita’ de uno de los mensaje telefónicos, vayan a The Miami Herald
o hagan clic en este enlace para pasar inmediatamente a escuchar uno de los mensajitos, y para que nos los agarre descuidados: Warning, cuidado, lenguaje de carretoneros plagan la grabación.El enlace a The Miami Herald (inglés).
El enlace a El Nuevo Herald (español).
Representantes de Miami-Dade en Tallahassee.