En el reporte de 2006 del IDB (Interamerican Development Bank/ Bendixen Associates, margen de error de 2 puntos) las cifras muestran cómo los hispanos que residen en Estados Unidos han incrementado las remesas que envían a sus países de origen a $45 billones, “uno de los programas más extensos y efectivos de alivio a la pobreza en el mundo” (cita textual del informe). Los cubanos están excluidos de este estudio por las leyes del embargo.

Detalle: El reporte del IDB de 2004 carecía de ciertos pormenores que el reciente, con cifras frescas de 2006 trae: los hispanos también dejan en Estados Unidos el 90 por ciento de sus ganancias, contribuyendo así a la economía del país.

Si consideramos que la pobreza reflejada por el Census Bureau en el grupo hispano ha incrementado desde un 12 por ciento en 1988 a 25 por ciento en 2004 y el salario promedio de un inmigrante hispano recién llegado es de $900, estos datos muestran un perfil hispano para respetar y tener presente: Los hispanos tienen la voluntad de trabajar y sobrevivir, muestran una encomiable obligación moral de ayudar a sus familias aún en condiciones de crisis y no se detienen fácilmente para ‘llorar cuitas’ por las condiciones en que viven. Bravo.

Los estados que reportaron mayores incrementos en las remesas fueron: New Mexico (260%), Lousiana (241%), Kentucky (203%), Pennsylvania (187%), Tennessee (151%), Connecticut (133%), Kansas (128%), Arizona (127%), Arkansas (122%), Wisconsin (121%), South Carolina (117%), Indiana (103), Iowa (100%), Virginia (89%), Maryland (84%), Georgia (83%), Oregon (75%), Illinois (69%), Texas (64%), North Carolina (47%), California (37%), New Jersey (36%).

Los estados que han incrementado MENOS las remesas: New York (4%), Massachussets (10%), Colorado (19%) y Florida (26%), entre otros.

Me llama la atención que la Florida, el estado que ha reportado más incremento de nuevos empleos y relativamente bajo desempleo, reporta además un salario medio de (aprox.) $40.000, tenga uno de los incrementos de remesas más bajos de 2004-2006. También me llama la atención que El Nuevo Herald no haya reportado nada sobre esto a sus lectores hispanos. Aunque siempre tengo la esperanza de que sí lo hizo y yo no lo leí.

El Mapa del IDB 2006 pueden consultarlo aquí

Flow of Immigrants’ Money to Latin America Surges

Migrants are sending more cash back home

Latinos Defy ‘Downtrodden’ Status, Sending Their Successes Home