Wilfredo Cancio, Olga Connor y Pablo Alfonso regresan a El Nuevo Herald después de haber sido despedidos repentinamente por el periódico. Las alegaciones para el despido eran sus colaboraciones remuneradas con Radio y TV Martí. El editor general y presidente de The Miami Herald y El Nuevo Herald, Jesús Díaz, responsable del despido, renuncia hoy tras la restitución a sus puestos de trabajo de Cancio, Alfonso y Olga Connor como colaboradora.

Two top executives of The McClatchy Co., which owns El Nuevo
Herald and The Miami Herald, flew to South Florida on Monday and plan to meet with employees today.”We hope that people recognize that this is an opportunity for a new start that, among other things, will provide a clear enunciation of a very clear policy that absolutely will be applied going forward,” said Howard Weaver, McClatchy’s vice president, news.


La empresa que compró The Miami Herald, McClatchy, ha rectificado. Para todos los que conocen el caso cubano, la decisión de Jesús Díaz fue apresurada, extrema e innecesaria.
Según nos explican, The Miami Herald ha revisado sus códigos éticos y van a aplicarlos con más coherencia a partir de ahora. Los periodistas de The Miami Herald no podrán cobrar, de ahora en adelante, por colaboraciones en emisoras de gobierno y tendrán que comunicarles por escrito a sus superiores si piensan hacer comparecencias públicas en emisoras de gobierno en el futuro.

Me queda una duda. ¿Por qué no pueden cobrar y donar ese dinero a cualquier causa social que ellos estimen conveniente? El conflicto está en quedarse con el dinero, pero si lo cobran y luego lo donan, no veo problemas. Y ellos podrían impulsar muchas cosas en Miami, pienso.

Hoy The Miami Herald publica estas tres, no sé si habrán más:
Herald publisher resigns

A letter to readers from Jesús Díaz

En español, El Nuevo Herald publica:
Periodistas despedidos podrán regresar a El Nuevo Herald

Carta del editor Jesús Díaz Jr.